Rafael Abati es un abogado experto en Derecho Penal Económico, contando con una gran experiencia en asuntos que tienen que ver con delitos económicos, por ejemplo fraudes, insolvencias punibles, delito fiscal, delitos societarios o prevaricación.

Tal y como se puede observar en los medios de comunicación, cada vez está más extendida la persecución de los delitos económicos. Tanto las personas físicas como las jurídicas pueden verse imputadas y condenadas por casos relacionados con el Derecho Penal Económico, por lo que cobra gran importancia el papel de un abogado penal especializado en delitos económicos.

El blanqueo de capitales, los delitos societarios o las estafas son solo algunos de los casos que abarca esta disciplina del Derecho. Sin embargo, hay que tener cuenta que el Derecho Penal no diferencia la rama de los delitos que tienen que ver con el ámbito económico, a pesar de contar estos con importantes singularidades.

Por tanto, el Derecho Penal Económico se especializa en los delitos incluidos en el Código Penal que tienen que ver con el orden económico del Estado, de los negocios y las transacciones económicas y de los consumidores. De este modo se viene creando una doctrina semiautónoma que requiere un alto nivel es especialización por parte de un abogado penal experto en Derecho Penal Económico.

Abati, Abogado experto en:

  • Fraudes
  • Insolvencias punibles
  • Delito fiscal
  • Delitos societarios
  • Prevaricación

Abogado Especializado en Derecho Penal Económico

El Derecho Penal Económico trata los delitos que tienen que ver con el orden socioeconómico, lidiando con la parte más espinosa del mundo de los negocios y de la empresa. Hay que tener en cuenta que los fundamentos de esta disciplina están en continuo cambio por la evolución tecnológica y la globalización, dándose lugar a la aparición de nuevos delitos económicos casi continuamente.

Un buen abogado especializado en Derecho Penal Económico debe estar al día del denominado “state of art” mercantil, conociendo a fondo los cambios en las legislaciones fiscal y mercantil, los nuevos productos financieros, las nuevas tecnologías y los cambios en la sociedad de la información. De este modo podrá proporcionar asistencia legal especializada y actualizada en todo tipo de casos relacionados con esta rama del Derecho.

Defensa en Delitos Económicos

Aunque se ha planteado separar el Derecho Penal Económico del Penal general, la postura dominante se inclina por aplicar la dogmática general. A pesar de las particularidades del Derecho Penal Económico, le son de aplicación los mismos principios y garantías que en el Derecho Penal general, respetando en todo caso las garantías constitucionales.

Ante cualquier acusación penal por delitos económicos es de vital importancia contar con un abogado con experiencia y conocimientos específicos que pueda llevar adecuadamente la defensa en delitos de esta índole.

Tipos de Delitos Económicos

Se podría decir a grandes rasgos que son delitos económicos aquellos relacionados con el orden económico, las relaciones económicas en la sociedad y el acceso de los consumidores a bienes y servicios. Por tanto, se pueden dividir en tres grandes grupos: los delitos relacionados con los negocios, con el ámbito público con trascendencia económica y con los consumidores.

Dentro de los delitos penales más comunes relacionados con los negocios están los fraudes como la estafa o la apropiación indebida, los delitos societarios, como la administración desleal, y los relacionados con insolvencia como la insolvencia punible y el alzamiento de bienes o la frustración de la ejecución.

Los delitos relacionados con el ámbito público son aquellos que atentan, con trascendencia económica, contra todo lo que tiene que ver con el Estado. Esto incluye los delitos fiscales, contra la Seguridad Social, o los de corrupción como cohecho y prevaricación o malversación de fondos. Sin olvidarse de aquellos que atentan contra el medio ambiente o el urbanismo público. Ni de las falsedades.

Por último, los delitos en al ámbito consumo comprenden otras infracciones como las relacionadas con la propiedad industrial, los delitos contra el mercado y los consumidores.